Intensificamos la campaña por la absolución de los 10 de Zaragoza

La campaña por la que pedimos la absolución de varios antifascistas de Zaragoza llega a su recta final a dos meses para que tenga lugar el juicio, en el cual les piden más de 60 años de prisión y alrededor de 30.000 euros de responsabilidad civil. Hemos redoblado esfuerzos con el objetivo de visibilizar todo lo posible nuestra lucha y recopilar todos los apoyos posibles, tanto morales como económicos. Las actividades programadas durante enero y febrero se centran sobre todo en Zaragoza, aunque ya hemos desarrollado actividades en otras ciudades como Alicante y Valencia, y tenemos previstas otras tantas en Brea de Aragón, Huesca, Jaca, León, Logroño y Madrid. Y además de las actividades, que en su mayoría se tratan de charlas explicativas o espectáculos donde se difunde nuestra campaña o se recoge apoyo económico para la misma, también hemos iniciado una ronda de reuniones con partidos políticos y sindicatos para recoger apoyos por la absolución de los encausados.

Hemos mantenido reuniones con CHA, IU, Podemos, Zaragoza en Común y Ciudadanos, y la próxima semana seremos recibidos por el PP y otros partidos sin representación como son PCPE, Puyalón y Estado Aragonés, estando pendientes de cita con PSOE y PAR. Hemos solicitado también una comparecencia en las Cortes de Aragón y una reunión con la presidenta. En cuanto al ámbito sindical, social y vecinal, vamos a reunirnos con distintas entidades la semana que viene para pedirles su apoyo expreso.

No solamente es institucional, político o sindical el apoyo que estamos recibiendo, hemos recogido el apoyo de varias personas del ámbito cultural, y vecinos y vecinas tanto de Zaragoza como de fuera de la ciudad, a través de una foto donde piden la absolución, mediante su firma, con su apoyo a las movilizaciones realizadas o la aportación económica a la campaña.

Además de las actividades lúdicas y de propaganda de nuestra causa, las movilizaciones programadas contienen la realización de un acto el 28 de febrero, coincidiendo con el segundo aniversario de las detenciones, y una manifestación en Zaragoza el fin de semana antes del juicio.